Recordando Hiroshima y Nagasaki, De la Desesperación a la Esperanza